¡Limpia de verdad!

Continuamos con algunas acciones que puedes realizar para limpiar el ambiente dentro de tu casa. En el post anterior vimos cuatro de ellas, y ahora exploraremos las últimas tres.

Te gusta que tu casa y tú huelan rico, lo entiendo. Las fragancias están en los desodorantes ambientales y todos los productos de limpieza y cuidado personal, incluyendo tu delicioso perfume. El inconveniente es que esas fragancias son similares al humo de segunda mano que respiramos cuando alguien fuma cerca de nosotros; afecta a la persona que lo usa y a toda aquella que lo inhala. La fragancia es un término que engloba muchos químicos que pueden o no aparecer en la lista de ingredientes, que su nivel de seguridad puede o no estar evaluada, y que incluyen varios que pueden ocasionar reacciones alérgicas y/o afectar tu balance hormonal. Algunos síntomas que podrías experimentar, y no necesariamente asociarlos a las fragancias que te rodean, son: dolores de cabeza, dermatitis por contacto, asma y otras afecciones respiratorias.

La buena noticia es que existen alternativas más saludables. Elimina las fragancias artificiales de tu entorno, y utiliza fragancias naturales, como los aceites esenciales. Estos provienen de una gran diversidad de plantas y son quienes le dan la fragancia característica a las mismas. Son muy concentrados, por lo que no necesitas una gran cantidad para lograr resultados. Además de agregar aroma a tu alrededor, estos aceites tienen otras propiedades beneficiosas, pues pueden ser antisépticas, relajantes, energizantes, potencian la concentración mental.

Más adelante te daré algunas recetas de productos de limpieza que los incluyen, pero para sustituir los desodorantes ambientales puedes:

  • Compra un difusor y agrega uno o más aceites esenciales en él.
  • Haz tu propio potpourri y hiérvelo a fuego lento en una olla mediana. Utiliza combinaciones de especies (clavo, canela, anís, jengibre, pimienta gorda), hierbas (pétalos de flores, tomillo, menta, romero), cáscaras de frutas (limón, manzana, naranja, toronja) y extractos (vainilla, naranja, almendra, limón). Existe infinidad de combinaciones, y puedes variar el aroma dependiendo de la temporada o tus gustos personales.
  • Consigue pequeños trozos de madera sin barnizar y cúbrelos de tu aceite esencial favorito dentro de un frasco de vidrio sellado durante la noche. La madera absorberá el aroma y podrás colocar los trocitos en tu closet, tu carro o, incluso en el baño.
  • Compra o elabora pequeñas bolsitas de tela y llénalas con conitos de incienso, especias frescas o bolitas de algodón con aceite esencial. Estos son perfectos para colocar en los closets o en otras áreas encerradas y pequeñas.
  • En un frasco de vidrio pequeño agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio y 15-25 gotas de tu aceite esencial favorito. Tápalo y agítalo por unos minutos hasta que todo esté mezclado. Luego déjalo abierto en el área que quieres aromatizar. Conforme pase el tiempo puedes mezclarlo nuevamente o agregar más aceite. Esta opción es una buena opción para el baño.
  • Para tú propio perfume, puedes buscar opciones limpias y naturales en el mercado. Hay un rango amplio de precios para escoger. Sin embargo, también puedes embarcarte en el reto de crear tu propio perfume, con fragancias personalizadas. Para esto necesitas 10 ml de vodka o aceite de jojoba si deseas una base libre de gluten, agregándole 30 gotas de tus aceites esenciales favoritos. Estos deben tener tres diferentes notas, iniciando por la base y terminando con las notas altas. Asegúrate de dejarlo reposar antes de utilizarlo y guardarlo en un lugar fresco y oscuro, en un recipiente de vidrio.
lista de algunos aceites esenciales utilizados para perfumes, según si son base, notas medias o altas

Las sustancias que utilizamos para limpiar y desinfectar nuestra casa también pueden ser tóxicas, afectando el hígado, riñones, vías respiratorias, piel e incluso causando cáncer. La exposición a estos compuestos no ocurre únicamente al aplicarlos, pero quedan en el aire y superficies posteriormente. Incluso, liberan algunos de estos compuestos mientras los tienes guardados.

Cámbialas entonces por alternativas naturales y más saludables. Yo te presento algunas opciones que yo utilizo en mi casa, y te aseguro que no extraño los químicos que utilizaba antes.

Limpiador de superficies

La ventaja adicional de este limpiador es que no necesitas tener varios productos para limpiar tu casa. Con este único limpiador puedes limpiar la cocina, el baño y los vidrios. No funciona en mármol, piedra y ciertos granitos, así como las superficies de madera, pues el ácido de los cítricos puede dañarlas. Para la madera, se pueden limpiar solamente con aceite de oliva, coco o jojoba. ¡Quedan súper limpias y brillantes

Materiales
– Cáscaras de limón, lima, toronja, naranja, mandarina o cualquier otro cítrico, previamente lavadas. Puede ser de un única fruta o una mezcla. Asegúrate de que no tengan restos de fruta pues ocasionarán el crecimiento de moho
– Vinagre blanco
– Recipiente de vidrio de boca ancha con tapadera, limpio y desinfectado en agua hirviendo
– Frasco de vidrio reciclado con una boquilla angosta para insertar una de spray
– Colador
– Embudo

Procedimiento
– Llena el recipiente con las cáscaras, dejando hasta arriba las más grandes, para evitar que los pedazos pequeños floten fuera del vinagre.Trata de que queden lo más apretados posible.
– Llena de vinagre hasta que las cáscaras estén completamente sumergidas. Si quedan afuera del vinagre pueden crear moho.
– Cierra el recipiente herméticamente y guarda en un lugar fresco y oscuro por dos semanas. Revísalo periódicamente para asegurarte que las cáscaras continúan sumergidas.
– Luego de dos semanas, la base está lista. Elimina las cáscaras utilizando el colador y guarda la base en un recipiente sellado hasta que lo vayas a utilizar.
– Para preparar tu limpiador, combina la base en partes iguales con agua filtrada o destilada. Utiliza el embudo para agregarlo a tu botella de spray y voilà!

Para limpiar el inodoro, lo único que necesitas es bicarbonato de sodio y vinagre en una botella con spray. Simplemente agrega una taza de vinagre en la taza del inodoro y dispérsalo alrededor con el cepillo limpiador. Déjalo reposar por un minuto. Luego agrega una taza de bicarbonato de sodio y una o dos tazas adicionales de vinagre. Esto creará efervescencia. Deja esta solución reposar por 10 minutos. Vuelve a dispersarla en la taza del inodoro con el cepillo. Deja nuevamente reposar por 30 minutos adicionales, vuelve a restregar la superficie con el cepillo. No descargues el agua hasta que este paso esté listo.

Este método de limpieza es efectivo para quitar las manchas del agua dura en el inodoro.

Por último, para tus pisos puedes utilizar simple agua filtrada y una mezcla de aceites esenciales que son antisépticos como lavanda o bergamota, mezclados con árbol de té o melaleuca, canela, orégano y clavo, que evitan el crecimiento del dañino moho. Siempre agita la mezcla antes de utilizarla.

Un último cambio que te sugiero realizar para limpiar el ambiente de tu casa es deshacerte del teflón y otros materiales antiadherentes, cobre y el aluminio (incluyendo el papel aluminio) de tu cocina, especialmente si está rayado o dañado. Prefiere acero inoxidable de grado alimenticio, hierro fundido, cerámica (debe ser 100% cerámica, no cobertura de cerámica) y, por supuesto, vidrio. El teflón y los otros materiales tienden a dañarse fácilmente, y contienen varios metales pesados y químicos que no solo causan problemas de salud inmediatos. Estos tienden a almacenarse en el cuerpo y causar problemas en el mediano y largo plazo, que requieren de una desintoxicación profesional para deshacerse de ellos.

Todos los materiales más seguros son caros; así que, al igual que en el caso de los recipientes de vidrio, te sugiero llevar a cabo este cambio paulatinamente. Prioriza los que tengan dañada la superficie que está en contacto con el alimento, y trata en lo posible de no cocinar alimentos ácidos en ellos, pues reaccionan con los metales y facilitan su filtración hacia los alimentos.

Uff! Terminamos con los siete pasos para desintoxicar tu casa. No te recomiendo que los lleves a cabo todos al mismo tiempo, pues además de costoso puede ser abrumador. Un paso a la vez, consistentemente, puede lograr grandes resultados.

¿Cuéntame con cuál iniciarás? ¿Tienes alguna pregunta o comentario? ¿Quieres compartir otras alternativas naturales para los productos de limpieza? ¡Escríbeme en los comentarios!

Un abrazo,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s