Los ingredientes seguros

Cada vez más puedes escuchar sobre los beneficios de consumir alimentos orgánicos, evitando que químicos como los pesticidas que son aplicados a frutas, vegetales, semillas y granos encuentren su camino al interior de tu cuerpo, intoxicándolo. Sin embargo, otras toxinas pueden efectivamente entrar a través de tu piel, el órgano más grande del cuerpo.

Existen una inmensa variedad de químicos en cada uno de los productos de limpieza personal convencionales que utilizas a diario. Algunos de estos ingredientes incluyen los ftalatos, triclosán, parabenos y las famosas fragancias que son un coctel de químicos que usualmente no aparecen detallados en las etiquetas. Los efectos pueden pasar por irritaciones y alergias, hasta interferencias en el adecuado funcionamiento del sistema endocrino, modificando los niveles normales de tus hormonas. 

En el post anterior mencioné que debes informarte sobre la procedencia y contenido de los productos que regularmente utilizas, leyendo las etiquetas e identificando los ingredientes que debes evitar. También te mencioné algunos de estos ingredientes y en qué productos sueles encontrarlos.

A continuación vamos a ver algunas cosas qué sí deberían aparecer en la etiqueta, o que tú debes buscar cuando comparas entre varios productos. Primero que todo, debes entender que hay algunos términos que las compañías utilizan indiscriminadamente, muchas veces sin ninguna regulación, para mercadear su producto a quienes estamos cada vez más conscientes de nuestras compras. Uno de esos términos que se utilizan igual con alimentos que con productos de cuidado personal es “natural”. ¿Qué significa eso al final? Puede ser cualquier cosa, así que debes buscar más a fondo. Todos los ingredientes, o al menos la mayoría si no tienes mejores opciones, deben ser identificables. Muchos serán ingredientes vegetales, por lo que podrás encontrarlos por su nombre usual y/o por su nombre científico. Si es el segundo caso,  puedes hacer búsquedas en internet (sí, allí mismo en la tienda, con teléfono en mano) para ‘decifrar’ a qué plantas se refieren. Yo sé, eso te llevará algo te tiempo pero, si te sirve de consuelo, una vez que encuentres tus marcas confiables no deberás hacer esto nuevamente, a menos que quieras corroborar con el tiempo, si siguen manteniendo sus estándares.

Aléjate de los términos genéricos, como aceite vegetal. En esa categoría puede agregar cualquier cosa. Esto es especialmente importante porque muchos de los productos de cuidado personal incluyen bases aceitosas, pues buscan ayudar a que la piel los absorba y se mantenga hidratada. Prefiere bases con aceites de almendra, argán, aguacate, macadamia, coco, semilla de cáñamo, jojoba, oliva, semilla de girasol, manteca de karité y de cacao, glicerina/glicerol y alcohol cetearil (este es un ingrediente que aunque suena a químico es un derivado natural del coco y el aceite de palma).

Photo by Maddi Bazzocco on Unsplash

Otros ingredientes también pueden incluir extractos, hidrosoles y aceites esenciales de diferentes plantas, sales, cera de abejas, bicarbonato de sodio, carbón (activado o no), arcilla de bentonita, L-ácido ascórbico o vitamina C, y la ubiquinona o Coenzima Q10 (o CoQ10).

Sin embargo, si quieres estar 100% segura de qué incluyen tus productos, puedes optar por preparar tú misma algunos de ellos. No es nada complicado, y tienes control sobre qué estás colocando sobre tu piel. Aquí te dejo algunas recetas y sugerencias:

Como hidratante, puedes simplemente comprar una versión orgánica y extra virgen de alguno de los aceites que te mencioné arriba y aplicarlo como cualquiera de tus actuales cremas humectantes. Tengo, sin embargo, un par de recomendaciones. Primero, cada piel reacciona diferente, así que haz una prueba en un área pequeña con el aceite que deseas comprar, antes de comprar el frasco entero, por si te provoca alguna alergia o irritación. Segundo, el aceite de coco funciona muy bien como base de diferentes productos de cuidado personal y para la humectar tu cuerpo y tu cabello, pero si no es orgánico y extra virgen, puede ser comedogénico, es decir que tapa los poros, lo que puede dar lugar a acné. Así que busca la mejor calidad de aceite de coco, y no lo apliques en exceso, si decides usarlo como tu humectante diario. El mismo aceite puede servirte como desmaquillante, incluso elimina el rímel a prueba de agua.

Una alternativa para el desodorante es el bicarbonato de sodio, aunque puede ser complicado de aplicar, especialmente si llevas ropa oscura, por lo que también agregarle aceite de coco, que agrega sus propiedades antibacteriales y antifúngicas, con la siguiente receta. Si deseas algún aroma, puedes agregar unas gotas de tu aceite esencial favorito. 

Mezcla 1/4 taza de bicarbonato de sodio y 1/4 taza de maicena en un recipiente mediano. Luego agrega 6 cucharadas de aceite de coco y mezcla bien con un tenedor. Agrega el aceite esencial, si lo deseas. Transfiere la mezcla a un pequeño frasco de vidrio o al envase vacío de un desodorante previo.

La pasta de dientes regular también contiene una gran cantidad de químicos. También hay opciones naturales, fáciles de hacer en casa.

Suaviza (no derritas) 1/2 taza de aceite de coco y agrégale 2-3 cucharadas de bicarbonato de sodio, 15-20 gotas de aceite esencial de menta o canela y, si deseas un sabor dulce, una cucharadita de stevia en polvo. Incorpora todo bien con un tenedor. Coloca esta mezcla en un recipiente de vidrio, con la boca ancha, y utiliza una paletita o cucharita para colocar una pequeña porción sobre el cepillo de dientes.

Yo he probado estas opciones con muy buenos resultados. Ahora te toca a tí, cuéntame en los comentarios si has probado preparar tus propios productos y si te funcionó, o si vas a animarte a hacerlos y con cuál vas a iniciar.

Como siempre, un abrazo,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s